-No tienes idea de lo que significa la amistad.

- Yo quiero más que eso.

- Tú no sabes lo que quieres.

- Ni tú tampoco. Te asusta que alguien te desee y quiera estar contigo.

- ¿Y por qué debería asustarme?

- Porque no podrías refugiarte en tus libros, ni en tu telescopio, ni en tu fe. ¿Sabes por qué estas tan asustada? Porque también quieres estar conmigo.